Inteligencia Espiritual

Hoy me gustaría hablarte de un concepto clave que tomará mucha relevancia en los próximos años. Se trata de un cambio de paradigma, un cambio en el modo de ver y relacionarnos con el mundo.

«El siglo XXI será espiritual, o no será»

André Malraux

¿Qué es la Inteligencia Espiritual?

La inteligencia Espiritual es la cualidad que tiene todo ser humano de conectar con algo más grande que él. Es aquella inteligencia que nos habla del trascender y en definitiva es la que busca darle sentido a la vida.

Ésta se desarrolla en lo más íntimo, en el ser de cada uno, en lo más interno y a su vez se integra con lo externo, con la cultura, el sistema de creencias, símbolos, visión del mundo y sentido de vida personal.

Así como conocemos la inteligencia emocional que es la habilidad que tengo para gestionar las emociones que hay en mi, o la inteligencia matemática que me permite ser más o menos diestro con cálculos numéricos, existe otra inteligencia que le llamamos espiritual.

Es aquella inteligencia que diríamos que nos une con todas las personas, ya que está por encima de toda creencia o credo. Y podemos decir que es una necesidad que tiene todo ser humano, para sentirse completo, para encontrar un sentido en su ser y en su hacer.

Cuando desarrollamos nuestra inteligencia espiritual, nos damos cuenta de que somos más que un rol, más que un personaje, más que un pensamiento o una emoción.

Cuando conectamos con la inteligencia espiritual conectamos con ese ser elevado que hay en nosotros y nosotras.

Todas las personas tenemos dentro de nosotras un ser elevado que es puro amor. Algunos le llaman alma; otros, espíritu; otros, energía vital.

No importa cómo lo llames, si aprendemos a ponernos en contacto con él, nuestra vida se transforma y se llena de paz, felicidad y compasión. Mejoramos como seres humanos, como ejecutivos o ejecutivas, como jefes o jefas, como padres y madres, como pareja.

Hemos olvidado que somos en esencia seres espirituales, y entonces es cuando nuestro ego toma control de nuestra vida.

La llave para conectar con tu inteligencia espiritual

«No somos seres humanos en busca de una experiencia espiritual, sino seres espirituales sumergidos en una experiencia humana»

Pierre Teilhard de Chardin

Histórica y culturalmente hemos creído que el Ego es algo malo: mira Juan que tiene mucho Ego, viste a María que le subió el ego…

Pero el ego es una parte nuestra muy necesaria, es la que nos protege, la que nos cuida… pero en esencia no somos nosotrxs.

De ahí que la importancia de la inteligencia espiritual es convivir con nuestro ego para que la esencia pueda emerger.

¿Y que es la esencia? La esencia es la parte del ser sin el hacer.

Es aquello que somos sin tomar acción. Yo siento que es aquella «luz» que toda persona emana y que es muy visible por los demás y a su vez muy difícil de ver por nosotros mismos.

Entonces, mediante el desarrollo de la inteligencia espiritual logramos convivir con nuestro ego, sin que tome el control de nuestra vida, logramos que nuestra esencia se muestre simple y pura y esto hace que podamos conectar con algo superior a nuestro ser que es el propósito o sentido de vida.

«Quien mira hacia fuera, sueña. Quien mira hacia dentro, despierta»

Carl Gustav Jung

El siglo XXI será espiritual, o no será

Decía André Malraux, novelista y político francés «el siglo XXI será espiritual, o no será».

Y es que siento que hemos llegado a tal punto de saturación, a tal punto de desilusión, a sentirnos engañados con el mundo que hemos construido, que necesitamos un cambio.

La idea de una vida mejor relacionado a tener más posesiones, más dinero, más estatus está llegando a su fin.

Me da la sensación que estamos llegando a una desaceleración de este modelo del siglo XX, y las nuevas generaciones están rompiendo moldes.

Estamos rompiendo con el dogma de la propiedad. Preferimos alquilar por horas, por días o semanas antes de comprar.

Preferimos trabajar menos horas para poder disfrutar de amigos y amigas o familia.

Y en esa línea, siento que hay un nuevo despertar espiritual. Una inquietud por saber más de las emociones, una inquietud en saber más del corazón, saber más de la mente y de lo que me pasa con la interacción con las demás personas.

Se viene una época de conectar con algo superior, con una sabiduría que sabe mucho más que todos los egos juntos. Se vienen tiempos de pausa, de escucha y de acompañar al grupo a esta transición.

Venimos de un modelo caduco, obsoleto y que nos lastra. Venimos de un modelo que nos ha hecho infelices en pro de un desarrollo económico y tecnológico.

Pero inconscientemente, sin saber muy bien cómo, ya lo estamos rechazando.

Volvemos a creer en la naturaleza, buscamos espacios sanos y saludables, nos cuestionamos lo que comemos y donde compramos. Nos plantemos donde invertimos nuestro dinero y donde lo ganamos.

Así que en este punto en el que estamos, el desarrollo de una inteligencia espiritual es un asunto urgente.

En el desarrollo espiritual siempre vas a más, siempre hay crecimiento, siempre descubres algo nuevo que te puede aportar mucho para tu vida.

En cambio, cuando nos centramos en el desarrollo de lo material siempre puedes perder.

Este cambio de paradigma, este cambio de cosmovisión nos lleva a dar importancia de nuevo a las preguntas claves de todo ser humano.

  • ¿Quién soy?
  • ¿Para qué estoy aquí?
  • ¿Qué he venido a hacer?

El desarrollo de tu inteligencia espiritual te acercará a responder estas preguntas y a acercarte a tu Propósito de vida.

¿Cómo desarrollar la inteligencia espiritual?

El desarrollo de la inteligencia espiritual va ligado con volver al inicio, con despojarnos de aquellas máscaras que hemos ido creando a lo largo de nuestra vida.

Se trata de tomar consciencia, de iniciar una autoconciencia para llegar a una supra conciencia para conectar con lo espiritual

Mirar hacia adentro y hacia afuera. Encontrar la manera de acercarnos al espíritu, acercamos al alma.

Cuando hacemos un trabajo de despojarnos de nuestro ego, damos espacio para que brille nuestra esencia. Abrimos un lugar para que brille aquella parte de nosotras más íntima, es el ser sin el hacer.

Desde ahí nace todo.

Si todos los impulsos en tu vida nacen desde el ego es muy probable que no construyas una vida que te satisfaga.

En cambio, si todas las decisiones de tu día a día nacen desde esa parte de ti que llamamos Esencia, los resultados de estas acciones probablemente estén sintonizados con lo que realmente eres.

El siglo XXI será espiritual, o no será. Así que te invito a que inicies este camino de conexión espiritual, te invito a que inicies este camino de desarrollo de tu inteligencia espiritual.

A continuación te dejo bibliografía de referencia:

Deja un comentario

Haz click aquí si quieres leer más información sobre Protección de Datos Responsable: Carles López Urgell
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@viveenproposito.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: En https://viveenproposito.com/politica-de-privacidad/, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.